martes, 25 de abril de 2017

MONASTERIO DE SANTA MARÍA-Villanueva de Oscos



El Monasterio de Santa María de Villanueva de Oscos fue fundado por el rey Alfonso VII de León en 1137. Inicialmente, el monasterio no pertenecía a ninguna orden religiosa, aunque seguía la regla de san Benito. En 1162 empezó a depender del monasterio cisterciense de Santa María de Carracedo, pero no entró en la Orden del Císter hasta 1204. Con el paso del tiempo, el monasterio mantuvo varios enfrentamientos con Santa María de Carracedo que requirieron la intervención papal.


El monasterio acumuló un gran patrimonio gracias a la confirmación de sus privilegios señoriales por parte de los sucesivos reyes de Castilla (Alfonso XI, Enrique III, Juan II, etc), aunque perdió parte del mismo durante las guerras civiles castellanas del siglo XV. Se unió a la Congregación de Castilla en 1511 debido a la relajación de costumbres que había sufrido.


El edificio se construyó entre el siglo XII y principios del siglo XIII, pero fue reformado durante los siglos XVI y XVII a causa de su deterioro. El monasterio fue convertido en hospital durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), pero los monjes no tuvieron que abandonarlo.


El monasterio fue cerrado durante el Trienio Liberal (1820-1823) debido a la supresión de las órdenes monásticas por la Ley sobre monasterios y conventos de 25 de octubre de 1820. Fue suprimido definitivamente por los decretos de exclaustración de 1835.


Fuente visitada.
pares.mcu.es

domingo, 5 de marzo de 2017

LAS CAMPANAS DE LA CATEDRAL DE OVIEDO


La sala de campanas de la torre contiene a la Santa Cruz (fundida en 1539 con un peso de 1384 kg), Santa Bárbara (1818 y 116 kg), el Esquilón (1678 y 481 kg) y la más importante de todas ellas, Wamba.
Destaca además de las campanas el mecanismo que también es antiguo. Fundida en 1219, es la campana más antigua en funcionamiento en el planeta y, por supuesto, en España. Su creación se remonta a la basílica anterior a la iglesia gótica actual. Sigue en activo dando el toque de las horas a pesar de estar rajada, circunstancia que merma su sonido.
Encargada por el canónigo de la catedral Pedro Peláez Cabeza en 1219, bajo el mandato del obispo Juan González, está hecha en bronce con un peso de 833 kg, un diámetro de 130 cm, una altura de bronce de 105 cm y un borde 13 cm.
Son destacables también las asas de la campana, en las que se representan unas caras monstruosas. La campana suena en festividades de grande solemnidad. Su uso está informatizado, habiendo sido el último campanero el señor Cartón.


Se desconoce dónde se construyó, posiblemente los hornos estén enterrados en algún lugar cercano, ya que se pudo construir el horno por un campanero itinerante que desapareció al hacer su trabajo. El sonido es grave dadas sus medidas, ya que produce unas ondas anchas. Tiene sus macillos instalados. Ha sobrevivido a cañonazos que desmocharon la flecha, terremotos, rayos, incendios, traslados, etc.


. Fuente visitada.es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_San_Salvador_de_Oviedo#Campanario

domingo, 18 de diciembre de 2016

LA XARRA DE SIDRA


Hizo las funciones del vaso actual durante muchos años, aunque hubo que arrinconarla debido a su incomodidad por el peso. En Faro y en Somió describían esta pieza como “… un poco más pequeña que la jarra común, de una sola asa, panza alta, base estrecha y a veces con marcas de capacidad y propiedad”. 


 La medida de las jarras de sidra, de las más corrientemente usadas, se acercaba a los tres cuartos de litro y no llevaba señales, pero si las que se consideraban algo más grandes: la que contenía dos jarras pequeñas llevaba marcadas en la panza, dos rayitas verticales, la que contenía tres, tres rayas y así sucesivamente pero sin sobrepasar nunca las seis marcas. Además de las marcas de bebida existían las marcas de propiedad. En alguna ocasión se llegó a grabar el mismo mote o apodo con el que los parroquianos se bautizaban entre si. En cuanto al precio, cada pieza en el alfar rondaba hacia 1920 las 0,20 pts. En 1930 subieron a 0,40 pts y a
1,75 en 1946, alcanzando las 2 pts. 



Fuente:
 Sidra y Manzana de Asturias. Vasijas para la sidra-José Manuel Feito Alvarez.

martes, 20 de septiembre de 2016

ÚLTIMA ROMERÍA DEL VERANO


El Santuario de Nuestra Señora de los Remedios de Guimarán es uno de los santuarios más centrados geográficamente en Asturias ya que está en el pueblo de Guimarán, concejo de Carreño a muy poca distancia de Oviedo, Gijón y Avilés. Está en la falda del Monte Areo, también conocido como «Monte de San Pablo» ya que existía una capilla dedicada a él y de la que queda ningún resto. Pertenece eclesiásticamente a la parroquia de San Esteban de Guimarán.


El día de la fiesta de la Virgen acuden personas no solo de Guimarán, Carreño o Candás sino que también llegan desde Avilés, Gijón y muchos lugares más. Según el que fue cronista oficial de CarreñoMarino Busto fueron las sandineras candasinas las que extendieron la devoción a la Virgen de los Remedios de tal forma que el día de la fiesta se cerraban las casas y establecimientos para acudir a la ermita.


Como la ermita es de pequeñas dimensiones, la Misa se celebra al aire libre es tradicional que sea cantada por la «Coral Aires de Candás».



Por Patrona de Carreño
campesina y marinera,
sednos ante Dios, Señora
la más alta Medianera.
Salve, Estrella de los mares
refugio de pescadores
apártales, Virgen pura,
de tormentas y dolores 













Fuente. es.wikipedia

sábado, 30 de julio de 2016

COLEGIATA SANTA MARÍA DE ARBÁS


Llamada también Santa María de Arbás del Puerto, es una iglesia que se encuentra situada al norte de León, en Arbás del Puerto, en la vertiente sur del puerto de Pajares, a tan solo un kilómetro del Alto de Pajares. Pertenece al Ayuntamiento de Villamanín. Esta zona se llamaba antiguamente Montes Ervaseos, voz que deriva del latín arvum con el significado de campiña. Su origen fue un hospital para los peregrinos que iban camino de Oviedo cuya fundación se atribuye al conde leonés Fruela Díaz y su esposa Estefanía Sánchez.


Desde León, ciudad por donde pasa el denominado Camino de Santiago Francés, los peregrinos subían hacia el norte para visitar San Salvador, pasando por Pola de Gordón, Arbas, Casa Tibigracias, Puente de los Fierros, Campomanes, Pola de Lena, Mieres, Olloniego, La Manjoya y Oviedo, donde se enlaza con el Camino de Santiago de la costa o Ruta del Norte. La abadía fue desamortizada en 1866. Con el paso del tiempo desapareció el hospital-albergue y sólo quedó la iglesia como parroquia del lugar. A partir de 1968 la colegiata pasó a depender de San Isidoro de León.


Elcementerio de Arbás: Situado al lado de la Colegiata se construyo en el siglo XIX, cuando dejaron de producirse enterramientos en el interior de la Iglesia.


LEYENDA DE ARBÁS DEL PUERTO-
Al franquear la puerta de acceso a la iglesia hay dos modillones en piedra, representando a un buey y a un oso. El buey y el oso de la leyenda. Los canónigos agustinianos acarreaban la piedra para construir el hospital, con la carreta celta, cantora, de eje unido a las ruedas y untado con tocino y con salgueira para que el carro cantara. Los carros cantores se oían por los valles como un encanto del paisaje. Al yugo, uncidos, tiraban del carro cantor la pareja de bueyes. El oso del puerto, el temible oso de los peregrinos, mató a uno de los bueyes, y el canónigo ermitaño Pedro le castigó a ser uncido con el otro buey, para acarrear la piedra con que se fue construyendo el hospital. Así queda el testimonio legendario esculpido en la piedra imperecedera, para solaz de los caminantes.


Esta Colegiata ha sido restaurada bajo la dirección de Menéndez Pidal, quien estaba enamorado de esta obra arquitectónica. Y allí tiene su sepulcro, porque dijo que en tal lugar deseaba ser enterrado.


Fuentes visitadas-
  es.wikipedia.
  www.saber.es

viernes, 1 de julio de 2016

NUESTRA SEÑORA DE LA PEÑA DE FRANCIA


Santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia Sobre el Güeyu de Deva, en el lugar de Pedroco, se levanta el santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia. Se construyó a instancias del prior de la Catedral de Oviedo, don Luis Ramírez Valdés, quien también mandó realizar la colegiata de San Juan Bautista.


La inauguración tuvo lugar el día 1 de septiembre del año 1691, tal como refiere un documento manuscrito perteneciente al archivo particular del conde de Güemes, Álvaro Armada Barcaiztegui. El santuario ha servido a lo largo de su historia como panteón de la familia del conde de Revillagigedo. En el Catastro del marqués de la Ensenada se cita como singular el hecho de que en este santo lugar morase un ermitaño.


Jovellanos, con relación al santuario, dice lo siguiente: «En esta parroquia hay un santuario dedicado a la Virgen, con la advocación de Peña de Francia, que es notable por su amena y caprichosa situación. La ermita está colocada en el rellano de un alto peñasco a cuyo pie rompe un riachuelo que, abriéndole a flor de tierra y haciendo a su salida un ancho y cristalino remanso, de dos a tres pies de fondo, toma después su curso y forma en sus aguas uno de los brazos del río de Piles, que desagua en la playa oriental de la villa. Este remanso se ve siempre lleno de pequeñas truchas que, con título de güeyu de Deva, se estiman mucho en Gijón por su exquisito sabor.


 Fuente visitada.
asturias.es/asturias/patrimonio

martes, 7 de junio de 2016

LA ESFOYAZA


El termino esfoyaza se utiliza en Asturias para denominar dos acciones diferentes pero relacionadas entre sí. Por un lado esfoyaza es la acción de deshojar la panoya (mazorca) de maíz, por otro es la reunión de vecinos o familiares para realizar dicha tarea además de enriestrar les panoyes.


Dependiendo de la zona tambien se denomina esbilla, esfuecha, esfueya, esfoyeta, ... El trabajo de esfoyar y enriestrar es largo y laborioso, por ello en la casería asturiana se daban cita los familiares y vecinos con el fin de realizar el trabajo de forma más cómoda y rápida.


Hoy se realizaba la esfoyaza en una casa y mañana en otra, todas las manos eran buenas para la tarea, los niños y las mujeres esfoyaban les panoyes, mientras los hombres solían encargarse de enriestrarlas y transportarlas al hórreo. Como el resto de las tareas compartidas en el ámbito rural, la reunión acababa en una merienda, garulla.


Todo ello suponía un acontecimiento social que era aprovechado por los niños para el juego, por mozos y mozas para cortejar y por todos los participantes para relatar cuentos o cantar.


 FUENTE VISITADA. perso.wanadoo.es/e/pelayosantianes/tercero/fiestas/esfoyaza/esfoyaza.htm