domingo, 5 de marzo de 2017

LAS CAMPANAS DE LA CATEDRAL DE OVIEDO


La sala de campanas de la torre contiene a la Santa Cruz (fundida en 1539 con un peso de 1384 kg), Santa Bárbara (1818 y 116 kg), el Esquilón (1678 y 481 kg) y la más importante de todas ellas, Wamba.
Destaca además de las campanas el mecanismo que también es antiguo. Fundida en 1219, es la campana más antigua en funcionamiento en el planeta y, por supuesto, en España. Su creación se remonta a la basílica anterior a la iglesia gótica actual. Sigue en activo dando el toque de las horas a pesar de estar rajada, circunstancia que merma su sonido.
Encargada por el canónigo de la catedral Pedro Peláez Cabeza en 1219, bajo el mandato del obispo Juan González, está hecha en bronce con un peso de 833 kg, un diámetro de 130 cm, una altura de bronce de 105 cm y un borde 13 cm.
Son destacables también las asas de la campana, en las que se representan unas caras monstruosas. La campana suena en festividades de grande solemnidad. Su uso está informatizado, habiendo sido el último campanero el señor Cartón.


Se desconoce dónde se construyó, posiblemente los hornos estén enterrados en algún lugar cercano, ya que se pudo construir el horno por un campanero itinerante que desapareció al hacer su trabajo. El sonido es grave dadas sus medidas, ya que produce unas ondas anchas. Tiene sus macillos instalados. Ha sobrevivido a cañonazos que desmocharon la flecha, terremotos, rayos, incendios, traslados, etc.


. Fuente visitada.es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_San_Salvador_de_Oviedo#Campanario

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada